Uso responsable de antibioticos

22/12/2014 - Equipo Faermacéutico de la Farmacia Blanco Vicente
Uso responsable de antibioticos

Los antibióticos son un grupo de medicamentos controvertido ya que con muchísima frecuencia se hace un uso indebido de ellos debido a la asociación errónea de su acción para el tratamiento de enfermedades víricas. Este uso inapropiado tiene como consecuencia la pérdida de eficacia, de manera que es muy importante insistir en la correcta administración de los mismos.

La premisa más importante a la hora de tomar un antibiótico es ser consciente que no es una decisión que podemos ni debemos tomar por nuestra cuenta, debe ser bajo prescripción médica y nunca por automedicación. Los antibióticos serán efectivos únicamente en infecciones causadas por bacterias, nunca por virus, así no serán susceptibles de ser tratadas con antibióticos patologías tales como gripe o resfriado.

Las principales consecuencias de la automedicación repetitiva en lo que refiere a antibióticos, tomando el medicamento cuando no es necesario, es la generación de resistencias ante el mismo siendo ineficaz en usos posteriores. También es muy habitual el abandono del tratamiento cuando empiezan a mejorar los síntomas para el que se recetaron sin tener en cuenta que el tratamiento debe mantenerse la totalidad del periodo prescrito. En niños, es frecuente es la inframedicación, por miedo a intoxicación que tiene como consecuencia la total pérdida de eficacia del tratamiento, por todo ello es conveniente siempre consultar al médico o farmacéutico.

Otro de los motivos importantes para evitar automedicación con antibióticos son sus posibles efectos adversos. Una de las alteraciones más frecuentes ante el uso de antibióticos son lostrastornos gastrointestinales que pueden cursar con diarreas y consecuentementedeshidratación. Para reparar el efecto producido por la gastroenteritis ello en las farmacias recomendaremos el uso de probióticos vía oral. Existen en el mercado variedad de estos probióticos que contienen cepas de Lactobacillus rhamnosus y Lactobacillus helveticus así como bifidobacterias como B.infantis y cuya función es repoblar la flora gastrointestinal propia que queda destruida con el uso propio del antibiótico. Hay gente más sensible a padecer estos síntomas por lo que se recomienda el uso del antibiótico junto con un probiótico así como la reposición específica de líquidos con el uso de sueros de rehidratación oral. Las bebidas isotónicas no tienen la misma composición que estos sueros, por tanto es importante informarse tambié al respecto. En las mujeres muy frecuente la destrucción de la flora vaginal y como consecuencia la aparición del hongo Candida albicans.

Normalmente un proceso infeccioso suele cursar con inflamación, fiebre, dolor, por lo que se puede recomendar el uso de AINES (antiinflamatorio no esteroideos), analgésicos e incluso antitusivos siempre y cuando exista un remanente de tos. Su uso no está contraindicado en estos casos. De esta manera se produce un alivio de la sintomatología.

Algunos antibióticos pueden producir fotosensibilidad asociadas con exposiciones prolongadas al sol, y por tanto tendremos que saber qué tipo de antibióticos la producen, complementando el tratamiento con el uso de protectores solares con filtro FPS alto para evitar este problema. Tal es el caso de las tetraciclinas.

Desde Blanco Vicente recomendamos una vez más realizar un uso responsable de los medicamentos especialmente en grupos tan delicados como el de los antibióticos.

Un saludo, esperamos que sean de utilidad estos consejos y no dudes en contactar por mail si tienes alguna consulta.