¿Jabón sin jabón?

11/05/2015 - Mentxu | Farmacia Blanco Vicente
¿Jabón sin jabón?

Hoy queremos abordar con vosotros la diferencia entre un jabón y un syndet. Tal vez el concepto syndet nos resulte extraño todavía a muchos. ¿Qué es eso de un jabón sin jabón? ¿Qué diferencias hay entre uno y otro? ¿Debería usar un syndet en lugar de jabón? ¿Qué ventajas me ofrece cada uno de ellos?. 

Vamos paso a paso para despejar dudas, partiendo de la base de que la principal diferencia entre un jabón y un syndet es el nivel de pH de ambos y la manera en que ese nivel influye en el pH de nuestra piel. 

Los jabones y el pH de la piel 
Los jabones cuentan con muchas propiedades positivas, son emulsionantes, humectantes, espumantes y detergentes. Pero, por lo general, resultan agresivos para el pH fisiológico de la piel (pH: 5,5), ya que son sustancias alcalinas (pH= 7,7 a 10), aunque dependerá siempre de su composición final. 

Esta variación de pH puede llegar a provocar la alteración o eliminación del film hidrolipídico de la piel  y también alterar la flora bacteriana del pH fisiológico, entre otras consecuencias. En resumen, se puede decir que los jabones tienen un pH tan alto que limpian la piel de forma más agresiva que otros productos, por lo que aunque estemos hablando de una piel sana y normal, podría igualmente sufrir irritaciones, picores y sequedad cutánea. 

El jabón sin jabón, los syndets 
¿Tenemos alternativas al jabón? Sí, existen otras alternativas para el cuidado diario de nuestra piel, los detergentes sintéticos, conocidos como Syndet. Un syndet es un 'jabón sin jabón', el término proviene de la contracción de “synthetic detergent”, porque están formados a partir de  la unión de distintos detergentes (tensoactivos) que tienen afinidad por las grasas y repelen el agua. 

En su composición encontramos: emulgentes, humectantes y conservantes en las proporciones adecuadas, pero además cuentan con una ventaja técnica, la posibilidad de incorporar aditivos, colorantes o perfumes, que son incompatibles con los jabones.

Otra de sus ventajas, y la que más nos interesa conocer, es que en la inmensa mayoría de los casos mantienen el pH fisiológico de la piel sin alterarlo (dejando a parte  las pieles reactivas, en las que los tensioactivos aniónicos que contienen los syndet pueden causar algunas molestias). Se puede decir entonces que los syndet limpian la piel de forma suave y respetuosa, manteniendo el film hidrolipídico y sin alterar la flora bacteriana cutánea. 

¿Cómo limpian los syndet?
Como hemos apuntado ya, los syndet son tensioactivos. Esto significa que están constituidos por una parte afín al agua y otra parte afín a los lípidos. La parte lipófila (afín a los lípidos) se une a la suciedad y la grasa, y la parte hidrófila se une al agua arrastrando a la primera.  

Por otro lado, los tensioactivos disminuyen la tensión superficial lo que aumenta la capacidad de adsorción, logrando que la suciedad de la piel se desprenda de forma más fácil. Resultado, la limpieza es más suave, delicada y respetuosa. 

¿Qué es mejor para mi piel?
Es habitual asociar la cantidad de espuma que obtenemos de un jabón con el grado de limpieza que vamos a alcanzar, o pensar que los syndet están indicados únicamente para casos de pieles sensibles, secas o atópicas. Pues no es así; la espuma no es sinónimo de mayor grado de limpieza, ni los syndet están indicados únicamente para ciertos tipos de piel o afecciones cutáneas. 

Todo va a depender de la composición final del jabón o syndet que escojamos pero, de forma general, un syndet siempre va a ser más respetuoso con nuestra piel. Por lo que si queréis conseguir una limpieza suave que, junto a otros tratamientos, mantenga vuestra piel sana, no dudéis en probar un syndet. Para personas que deban mantener una higiene diria más exigente, como por ejemplo los deportistas, la alternativa de los syndet es una gran opción. 

Desde aquí os queremos recomendar algunos syndets que van a cuidar vuestra piel de forma respetuosa, como la gama Lipikar de La Roche-Posay o la gama Xémose de Uriage, que podeis encontrar en nuestra shop online o acudiendo a la oficina de farmacia, y sobre los que os aconsejaremos con mucho gusto.