Gastroenteritis Aguda Infantil

25/11/2015 - Rosa Sancho
Gastroenteritis Aguda Infantil

La Gastroenteritis Aguda (GEA) responde a un cuadro de origen mayoritariamente infeccioso que cursa con una pérdida de agua y electrolitos a través del tracto gastrointestinal, con la consiguiente pérdida de peso. Se manifiesta con un aumento en el número de deposiciones, de consistencia líquida y a veces se acompaña de vómitos, fiebre y dolor abdominal. Se denomina aguda porque su duración es menor a dos semanas. Entre las causas más frecuentes de gastroenteritis en niños encontramos virus de la familia Rotavirus, bacterias (Salmonellas, Campylobacter Jejuni) y parásitos (Giardia Lamblia). Aunque no se debe descartar otras causas no infecciosas como por ejemplo la diarrea producida por la administración de antibióticos.

La transmisión de la enfermedad suele ser por consumo de agua y alimentos contaminados, de persona a persona o por vía fecal-oral. En el caso de la infección por rotavirus hay que recordar que dicho virus sobrevive en el ambiente y se puede transmitir por el contacto con superficies contaminadas, de manera que extremar las medidas de higiene y limpieza es fundamental.  

Sintomatología y Tratamiento de la Gastroenteritis Aguda

La sintomatología de la gastroenteritis varía en función del agente causal. Por ejemplo, en la infección por rotavirus los vómitos preceden a la diarrea, las heces suelen ser acuosas y rara vez sanguinolentas, mientras que la infección por Campylobacter provoca heces sanguinolentas y los vómitos son menos frecuentes. Sin embargo, todas las GEA se caracterizan por alteraciones en la absorción y secreción de agua y electrolitos a través de la mucosa intestinal lo que lleva a pérdidas abundantes de agua, siendo la deshidratación la complicación más seria especialmente en el caso de lactantes. Otra de las complicaciones más habituales en estos procesos es la aparición de intolerancia secundaria a la lactosa.

El tratamiento de las gastroenteritis va dirigido a tres focos:

1. Evitar la deshidratación del niño mediante el uso de fórmulas de rehidratación oral
2. Disminuir la diarrea mediante la administración de probióticos
3. Evitar la trasmisión de la enfermedad estableciendo unos buenos hábitos higiénicos (lavado de manos, desinfección de zonas posiblemente contaminadas, etc).

Sueros de Rehidratación

Los sueros de rehidratación oral (SRO) fundamentales para combatir este tipo de patología están formulados en función del volumen de pérdida de líquidos y la edad del paciente y llevan  una proporción componentes adecuada a cada caso. Están diseñados con una osmolaridad similar al suero sanguíneo, es decir, la misma concentración de partículas que en la sangre, de manera que su administración no provoca ningún desequilibrio en la homeostasis del organismo. La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición pediátrica recomienda que el contenido en sodio sea de 60mEq/l. Algunos de ellos también incorporan probióticos en su formulación.

En la fase inicial de la gastroenteritis aguda, que corresponde a las 4 primeras horas, el suero se debe administrar en pequeñas cantidades cada 2-3 minutos en función de la deshidratación del paciente. No hay que utilizar bebidas carbonatadas, ni limonadas caseras, ni bebidas reconstituyentes ni mineralizantes puesto que tienen insuficiente glucosa, sodio y su osmolaridad no es la adecuada.  

En cuanto a la alimentación durante estos procesos hay que tener en cuenta que en niños que se encuentran con alimentación láctea exclusiva no se debe suspender la lactancia materna y en niños con alimentación complementaria deberán evitarse alimentos ricos en azúcares y grasas sin restricciones en la ingesta de productos que contengan lactosa, los más aconsejados son: arroz, plátano, manzana, pollo y zanahoria y recordar que, no hay que retrasar la introducción del alimento más de 24 horas. 

En cualquier caso, al tratarse de una situación delicada para la salud del niño recomendamos en todo momento poner en conocimiento de su médico especialista en pediatría los síntomas y evolución de la enfermedad, y consultar con su farmacéutico la forma correcta de administración de la medicación prescrita.

Un saludo, espero que sean de utilidad estos consejos y no dudes en contactar por mail si tienes alguna consulta.

Rosa Sancho | Farmacéutica
Especialidad Dermofarmacia y Pediatría
rosa@farmaciablancovicente.com
FARMACIA BLANCO VICENTE | BURJASSOT – GODELLA