Aftas bucales

15/12/2014 - Rosa Sancho | Farmacéutica
Aftas bucales

Cuantas veces nos han aparecido esas pequeñas heridas en el interior de la boca haciendo difícil el momento de la comida. Las aftas bucales o úlceras bucales son heridas blanquecinas que se pueden localizar en la lengua, encías, carrillos y paladar. Estas ulceraciones pueden estarcausadas por una bajada de defensas, una mala alimentación con carencia en ciertas vitaminas (ácido fólico), minerales (hierro ), pero también por infecciones traumatismos. Las ulceraciones provocan en el niño mucho dolor y dependiendo de dónde se localicen pueden incluso hacer que el niño deje de comer.

Las aftas bucales tienden a curar espontáneamente en una o dos semanas, sin embargo para acelerar este proceso y aliviar las molestias, podemos hacer uso de algunos productos como los geles o sprays que contengan ácido hialurónico. El ácido hialurónico forma una película protectora sobre la ulcera promoviendo su curación y disminuyendo el dolor. En caso que las aftas ocupan un área extensa, podemos utilizar el producto en forma de colutorio, pudiendo de esta manera a acceder a toda la cavidad bucal.

Para casos más severos los médicos pediatras suelen prescribir soluciones antisépticas sedantes que contienen clorhexidina al 20% y lidocaína al 2% entre sus componentes. El primero es un activo antiséptico que nos ayuda a evitar posibles sobreinfecciones de las heridas. El segundo es un anestésico que produce una suave sedación de la zona tratada. Esta solución se suele aplicar impregnándola en una gasa y pasándola por la lengua y zona a tratar previo lavado de manos.

Debido a que las aftas dificultan la ingesta por el dolor que se produce, es importante cuidar durante este periodo el momento de la comida tratando de evitar alimentos que estén muy calientes y sean ácidos. También es importante vigilar la alimentación asegurando que el niño reciba todos los nutrientes necesarios, para ello podemos ofrecerle zumos azucarados para evitar posibles bajadas de azúcar si el ayuno fuese prolongado y líquidos para evitar posibles deshidrataciones.

Hay que tener en cuenta que la boca es una cavidad abierta al exterior y recubierta por numerosas bacterias que pueden sobreinfectar las heridas por eso una buena higiene bucal y una correcta alimentación rica en frutas y verduras, son fundamentales para mantener la mucosa oral en correcto estado.

Un saludo, espero que sean de utilidad estos consejos y no dudes en contactar por mail si tienes alguna consulta